Ser multicanal no es ser omnicanal. Pero sí al revés.

Ser multicanal no es ser omnicanal. Pero sí al revés.

Como venimos hablando en post anteriores, el consumidor está en el centro y éste se va adaptado a su entorno y a las posibilidades que le ofrece, siendo cada vez más exigente y volátil.

Debido a esta situación, los consumidores han pasado de un consumo a través de los canales tradicionales o digitales de forma independiente, a recibir una oferta multicanal y en ocasiones una experiencia omnicanal.

A priori parecen lo mismo pero no lo son. Vamos a explicar en qué se diferencian.

¿Qué es una oferta multicanal?

Consiste en llegar al consumidor utilizando más de un canal tanto de difusión como de venta. El ejemplo más sencillo es una marca que dispone de una tienda física, un ecommerce y presencia en redes sociales. Podría incluso vender a través de social commerce.

Como decimos, el concepto de multicanalidad se aplica tanto a la venta como a las estrategias de marketing y comunicación. Los canales empleados pueden ser tanto analógicos como digitales y, en todos los casos, ofrecen la oportunidad de amplificar el radio de acción e influencia de marcas y negocios.

¿Y la Omnicanalidad?

Una experiencia omnicanal va más allá. Se trata de vender en distintos canales de manera global, integrada y sincronizada. Lo podríamos definir como la unión de todos los canales de los que dispone la marca para llegar al usuario, generando una experiencia de interacción unificada.

Para ello es necesario integrar los puntos de venta, la tienda online, la distribución del catálogo, los stocks, pedidos y estrategias integrales de marketing 360º.

Vistas estas dos estrategias, podemos decir que la diferencia entre ambas radica en si existe una integración y sincronización entre los diferentes canales o no.

Aspectos a tener en cuenta de la estrategia omnicanal

Una vez vistas las diferencias, te contamos algunos puntos a tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia omnicanal.

  • Asegúrate de garantizar la consistencia entre los canales para cualquier customer journey posible.
  • Actualiza la información en tiempo real. Situación de pedidos, historial de búsquedas, precios, stocks…
  • Analiza cómo usa cada usuario cada canal para detectar puntos de mejora.
  • Evita redundancias entre los diferentes canales.
  • La experiencia digital no debe suplir la personal. Es un complemento. Y bien trabajado, muy potente.

Llevar a cabo una estrategia de este tipo no es tarea fácil, se necesitan muchas acciones específicas, una planificación realista y definir muy bien los roles para que la experiencia omnicanal sea completa para los clientes.

bitandbusiness es la iniciativa de un grupo de profesionales preocupados por la escasa capacitación digital de las empresas en España y los frenos que ellos suponen para el desarrollo de la economía. bitandbusiness NO es una escuela de negocios. Es un grupo de profesionales avalados por su propia reputación personal, que siempre han combinado su trabajo profesional con la formación y que quieren ayudar a dar respuesta a una necesidad evidente y preocupante. bitandbusiness está formado por profesionales que pertenecen a algunas de las más importantes empresas de servicios relacionadas con el mundo del marketing digital, la analítica avanzada, la tecnología, los medios, etc. Creamos cursos a medida para altos directivos y cursos in company , tras estudiar las necesidades del sector, la compañía y los alumnos en cada caso concreto.

Deja un comentario